outfit-para-la-oficina

Vestimenta en el ámbito laboral

08/01/2024

En el dinámico mundo del trabajo, este 2024 los códigos de vestimenta seguirán transformándose en línea con la cultura corporativa, pero sin olvidar la comodidad y el estilo personal. La apuesta seguirá siendo el business casual, con elementos distintivos y adaptables que nos recuerdan la importancia de ser genuinos.

¿Sabías que la forma en que vestimos para el trabajo va más allá de elegir ropa cada mañana? También es una valiosa herramienta de posicionamiento profesional y de comunicación no verbal que puede jugar a nuestro favor.

Leíste bien. Diversos estudios han comprobado que hacerlo con intención y cuidado no solo influye en la forma en que somos percibidos, sino que eleva la autoestima, mejora el autoconcepto y potencia la actitud hacia el logro profesional. 

La Universidad de Temple lo confirmó. A partir de cuestionarios aplicados a empleados descubrió que cuando nos sentimos bien con nuestra apariencia y creemos que nuestra vestimenta nos hace destacar, aumenta la autoestima. Esto promueve la productividad y el cumplimiento de objetivos laborales. 

La Kellogg School of Management de la North Western University realizó experimentos que relacionan el significado que damos a la ropa con los resultados en el trabajo. Utilizó dos grupos: uno vestía batas de laboratorio y el otro, ropa habitual.

Los participantes que llevaban batas obtuvieron mejores resultados en pruebas cognitivas, en comparación con los que vestían de forma cotidiana.

Por eso, la próxima vez que te prepares para ir a la oficina, tómate un momento para elegir las prendas que te hagan sentir cómodo, seguro, confiado y acorde a tu industria o sector. Recuerda que la vestimenta es una poderosa herramienta.

Moda en evolución

Ahora que conoces el alcance de una vestimenta en el entorno laboral, vale la pena saber que el dress code de oficina se transformó de manera significativa a partir de la pandemia de Covid-19.

El trabajo en casa facilitó la transición de la ropa 100% formal a una moda más flexible, cómoda y creativa, en sintonía con ese esquema laboral que incluyó a seis de cada diez trabajadores mexicanos, según la "Encuesta regional 2020: cómo se transformó el ámbito laboral y familiar" liderada por la IAE Business School. 

¿Quién no recuerda los días de trabajo en pantalón casual o incluso de mezclilla, calzando cómodo y vistiendo la clásica camiseta tipo polo, un suéter calentito? ¿O quizá las juntas de trabajo más formales con camisa o blusa a tono con un bonito blazer?

Sin duda, se trata de un estilo que muchos trabajadores hicieron suyo y que hoy se expresa con diversas variantes. ¿Cuál es el tuyo?

  • Business Casual. Surgió en los años 80. Combina prendas formales y casuales. Se ha enriquecido con elementos versátiles, prendas de diseño, materiales sostenibles y atractivas paletas de color. Para hombres incluye camisas de vestir o tipo polo, chaquetas, blazers, pantalones chinos en colores neutros y zapatos de vestir, mocasines o casuales. Las mujeres pueden usar blusas con cuello, blazers, pantalones chinos o semi formales, zapatos de tacón bajo, mocasines y flats. Algunos entornos permiten sneakers. ¡Es el estilo preferido de la mayoría de los corporativos!
  • Smart Casual. Es una opción más casual y divertida. Apuesta por prendas de diseño y colores vibrantes y combinaciones atrevidas. Recurre camisetas de algodón, polos, blusas y jeans; sneakers, tenis, mocasines y flats. Es un código de vestimenta común en entornos creativos como agencias de Marketing Digital, de Diseño o de Publicidad.
  • Business Profesional. Es un estilo formal y conservador históricamente aceptado en ambientes de negocios. Sigue vigente en algunas posiciones de alta dirección en determinadas industrias, como la financiera, fiscal y legal, por ejemplo. Para hombres contempla traje sastre, camisa blanca, corbata en tonos sólidos y zapatos de vestir; y para mujeres, traje de dos piezas (con falda o pantalón), blusas de manga larga en tonos neutros, vestido a la rodilla, sacos de vestir, zapatillas con tacón bajo o mediano, y accesorios discretos.
ambito-laboral-vestimenta

 

Códigos de vestimenta

Si vacilas sobre cómo vestir para la oficina y no quieres recibir un correo de Recursos Humanos recordándote que los tenis y los jeans rotos no están permitidos, lo mejor es que durante el proceso de incorporación preguntes sobre el dress code.
Dicho código establece la vestimenta deseable o permitida durante la jornada laboral. Por ejemplo, el de una firma de abogados es diferente al de una agencia de publicidad. Mientras la primera se caracteriza por una basarse en una vestimenta formal al más puro estilo Business Profesional; la segunda tiende hacia una moda más casual, divertida y desenfadada, como dicta el Smart Casual. 

Aun así, vale la pena conocer en qué consiste este tipo de código en un ambiente de oficina: 

  • Establece las pautas de vestimenta aconsejables y/o permitidas en el lugar de trabajo. 
  • Responde a la cultura corporativa, los objetivos del negocio y el tipo de industria o sector. 
  • Incluye recomendaciones sobre el tipo de ropa, colores, accesorios y el calzado.
  • Ayuda al fortalecimiento de la reputación corporativa y al mejor clima laboral.
  • Brinda certidumbre y sentimiento de pertenencia a los colaboradores, al tiempo que genera confianza, credibilidad y respeto entre colegas y clientes. 

Pautas a la vista

Ahora que las reglas del vestir para oficina han evolucionado, vale la pena revisar los siguientes consejos para acertar en tu atuendo y en la imagen que deseas proyectar:

  1. Busca el equilibrio. La clave es sentirte cómodo y proyectar una imagen profesional. Opta por prendas que sean apropiadas para un entorno laboral pero que también te permitan moverte con facilidad. 
  2. Cuida el detalle. Asegúrate de que tu ropa sea de buena calidad; cuida la limpieza del calzado, la apariencia de tu cabello, uñas y maquillaje (si es el caso) y procura usar una fragancia de aroma discreto. 
  3. Haz la diferencia. En reuniones o presentaciones importantes procura un mayor nivel de cuidado en las prendas que eliges. Recuerda que no solo ‘vendes’ tu imagen, sino también la de la compañía. 

En Pluxee abrimos un mundo de oportunidades para ayudar a las personas a que disfruten más de lo que realmente importa en sus vidas, impulsando alianzas que abonan a su bienestar

Por ello tenemos una sorpresa especial para ti, que quieres proyectar un estilo único en el vestir: tu tarjeta Pluxee Tienda te ofrece 10% de descuento al comprar en Julio. ¡Aprovecha! ¡El beneficio es por tiempo indefinido! Consulta las tiendas más cercanas aquí.

Recuerda que Pluxee Tienda es la llave para satisfacer los gustos que dan forma a tu estilo de vida. ¡Conoce sus ventajas! 

¡Suscríbete al Newsletter!